Institución Fernán González
 
Fondo Martínez Abelenda
 
El ilmo. Sr. D. Andrés Martínez Abelenda, hijo del escultor, también burgalés, Valeriano Martínez García, con quien se inició en el complicado oficio de "escultor" y "retablista", ha alternado su trabajo de ejecución de obras con la enseñanza de los distintos oficios que intervienen en la creación de carácter artístico.

En su taller, en el que la autonomía era casi total, estaban todos los oficios ncesarios para la realización de las obras, canteros, tallistas, escultores, sacadores de puntos, doradores, etc.

Su obra, además de la que se conserva en Burgos, se encuentra dispersa por diversos lugares de España y, sobre todo, de países hispanoamericanos. Destaca, en este último apartado, el Retablo Mayor de la iglesia de Padres Agustinos de Maracaibo, en Venezuela, de grandes dimensiones, en alabastro dorado con policromías.
La mayor parte de su creación corresponde a lo que se denomina arte religioso, aunque también tiene obra de arte profano.
El carácter y tendencias de la obra del escultor Martínez Abelenda se pueden denominar como clásicos, pues se inspira en la concepción y técnicas que han definido y determinado el arte religioso durante siglos. Destaca la terminación y el acabado, que busca la perfección y la naturalidad.

La llegada de las últimas tendencias artísticas y los cambios lirúrgicos a partir del Conciclio Vaticano II acabaron casi radicalmente con los talleres dedicados a esta actividad artística y, con ello, de las especialidades y oficios que se agrupaban y complementaban en su seno, y, consecuentemente se ha perdido, también, su papel formativo, en cuanto se comportaban como verdaderas Academias y Escuelas de formación artística.

En la Institución Fernán González se conservan varios proyectos, planos, bocetos y dibujos artísticos de algunas de las obras de temática religiosa.